¿Por qué lo Hacemos?

Guatemala no cuenta con datos estadísticos, sin embargo, se estima que la población con discapacidad asciende a "Un millón y medio". Sin una política de gobierno que beneficie su atención integral, no es prioritario el establecimiento de Programas dentro del MARCO DE LA LEY, tanto de Educación Física como del Deporte, por lo que se estima que tan solo un 10% de la población tiene acceso a la educación y de ella apenas en un 2% llega al ámbito deportivo.


En lo "Económico"

enloeconomico.jpgEl deporte adaptado es costoso en cuanto a la implementación de accesorios deportivos y personal calificado para su atención y desarrollo. Los pocos programas existentes sobreviven a una pequeña cantidad de presupuesto que no viene del Estado, más que de gestiones  propias con entes del gobierno si procede, donaciones esporádicas o a la poca inversión y gestión de los propios deportistas ante el deseo de participar.

El sector privado apuesta principalmente a lo rentable (fútbol, béisbol, etc) y lamentablemente el poco apoyo de este sector para el deporte adaptado se ve obstaculizado por normas fiscales que en nada favorecen la voluntad de ayuda en caso de.


En lo "Educativo"

enloeducativo.jpgEl principal problema en el ámbito educativo, es la parcialidad que existe en sus aplicaciones, es decir, el derecho a la educación está limitada a los que pueden acudir a ella, y los afectados severos que pueden acercarse a ella, les es sumamente difícil absorber los mismos programas. Estos deberían adaptarse a las diferencias y necesidades individuales. La capacitación por tanto es deficiente tanto para las personas con discapacidad como para los capacitadores. Se estanca la tarea deportiva en una fase y no existe interés en la continuidad pre deportiva y competitiva.


En lo "Laboral"

enlolaboral.jpgLa industria productiva carece de visión para con las Personas con Discapacidad suponiéndoles incompetentes, problemáticos y poco productivos sub estimando su verdadero potencial, siendo su abordaje asistencialista y de co dependencia. Por ello las industrias grandes y pequeñas han utilizado la imagen de lástima para la obtención de todo tipo de recursos, pasando por alto que como ciudadanos guatemaltecos, merecen todo el respeto y goce de sus derechos civiles.

 


En lo "Legislativo"

enlolegislativo.jpgExisten heterogéneas leyes que pretenden la promoción de los Derechos de las Personas con Discapacidad, en Guatemala la Ley 135-96, sin embargo, sus prácticas se ven limitadas por el desconocimiento, la no aceptación y la marginación donde mayormente prevalece la voluntad y no la ley. No existe en materia deportiva un ente con la autoridad suprema que abogue por las razones del deporte adaptado cuando se toman decisiones cuantiosas y cualitativas de total relevancia.

Aún en Guatemala no se ha reconocido la estructura Internacional del Deporte Adaptado. El ente rector, el Comité Paralímpico, no es representativo de cada discapacidad encontrándose a la fecha en proceso de fortalecimiento, buscando el reconocimiento de su homólogo el Comité Olímpico Guatemalteco y por ende del Consejo Nacional del Deporte, Educación Física y Recreación, CONADER y la asignación presupuestaria en ley.


En lo "Organizativo"

enloorganizativo.jpgEl deporte para personas con discapacidad, es un fenómeno que llega de manera distinta a los conceptos y definiciones del deporte como tal, por ello, la carencia de planeación en la formación de estructuras se hace notoria y en consecuencia este sector es privado de recursos económicos por la falta de proyectos programáticos, haciéndole central. Sus interesados verdaderos son devotos a una causa noble quienes a la postre se forman (técnica y administrativamente) dentro de la práctica constante con la persona con discapacidad o bien la misma gente con discapacidad.


En lo "Político"

enlopolitico.jpgDebido a la desarticulación y falta de una estructura deportiva organizada, el Deporte para personas con Discapacidad en Guatemala no tiene poder de convocatoria ni de participación en los espacios de toma de decisiones en la cúpula del deporte, quedando marginado a apoyos esporádicos que de buena voluntad se dan. La política deportiva a la fecha, deja excluida a este sector y si existen programas, no se les da la continuidad correspondiente o no se generan acciones que beneficien a toda la población con discapacidad.

 


En lo "Social"

enlosocial.jpgLa sociedad en general carece de una cultura hacia las personas con discapacidad, actúan más por impresión que por precisión no obstante de la constante prueba de capacidad. La gente por lo general ignora la existencia de este sector de la población, por la falta de estadísticas no sólo es una población "vulnerable", es también una población "oculta".